domingo, 24 de abril de 2011

CORTESÍA




abraza a los espejos supurados
y deja que las serpientes
que azoras con tus muslos
devoren la falange que masturba a tu boca