viernes, 9 de septiembre de 2011

CENTINELA DE ALMIZCLE



todo payaso reflejado en un espejo
antes de colocar la nariz risible
frente a su destino
obsequia una mirada al pasado
y recuerda los recovecos tristes de sus pasillos
luego limpia el espejo
con la manga repleta de lentejuelas
y sale al paredón
donde los  enfermos
esperan que un ser trágico
les saque una sonrisa