miércoles, 8 de febrero de 2012

MIGAJAS


su contorno laxo
se diluye
y con las yemas
de mis dedos
trato de saciar mi apetito
hasta que las sábanas
cuelguen del alfeizar
de la madrugada

abre los ojos
dos yagas ataviadas
y deambulo por sus pestañas
mareado
aspirando el polvo que olvidé
en mi nariz

ella es una serpiente descorazonada
que aún se contonea
lentamente
sicalíptica

con esta erección tímida
mido la distancia
inalcanzable
que rompe la brújula
de la habitación

hablamos como
dos miserias
que se miran al espejo
y nos reímos
porque la quietud
de nuestros
labios
es tan infértil como
las palabras que masticamos

ella se da la vuelta
una abreviatura
adolorida
yo trato de alcanzarla
pero se va tan lejos
que prefiero cerrar los ojos
y recordar el olor de su sexo


nos tragamos las últimas pepas
mezcladas con wisky
y nos abrazamos ausentes
en una náufraga cama de jonkies
esperando que el segundero
se detenga
que su pulso se agriete
que mi erección sea solitaria

busco mis cosas
pienso en un revólver plateado
"quisiera dispararle al sol"
le digo
y ella sonríe

me acompaña hasta la puerta
y se cierne en mis brazos
y yo la siento mía

puedo degollarla en la cama
atravesar su carne
con mi lengua
pero decido besar su sien
mientras escucho un disparo
y me separo de su silueta
Imagen: Adrian Borda "Portrait study"
 
 

No hay comentarios: