domingo, 4 de agosto de 2013

DEBAJO DE TODOS LOS DIOSES




debajo de los dioses
nos despedimos

la ciudad se detuvo y ella susurró:
necesitas que alguien te quiera
la observé durante años luz (1 segundo)
y envejecido
tragando fotografías sepias
medité sobre el eco
que dejó sus palabras

volví en el tiempo
una mujer con tacos rojos 
rompía el cemento
con cada paso
y atrás
un chico vestido de negro
la perseguía como si buscase
en la grieta que dejaba sus tacos
el espejo donde podría reflejarse

debajo de los dioses
le dije: quiero un hogar
y quizás prefiera que ese hogar 
sea solo para mí
donde amigos
los pocos e imaginarios que tengo
entren a visitarme
donde cerbero  cuide mis libros
donde pueda compartir mi cama
con cuerpos de mujeres
que se peinen en la madrugada
y lloren a las 3 y 33 pm
donde pueda escapar 
si quisiera ver el mar

el chico vestido de negro
alcanzó a la mujer de tacones rojos
se besaron debajo de todos los dioses
y estoy seguro que entre ellos
se masturbaron en la turbada
y grisácea
noche de viernes




Imagen de Jean Paul Bourdier 


No hay comentarios: