lunes, 28 de octubre de 2013

NOISE (u otra canción para los parques de diversión),



son las 2 y 11 de la tarde
y mi rodilla está averiada
salté los cercos del hastío
como un gato ebrio
con el sexo desgatado

las cosas dan vueltas
es como si estuviese 

en un carrusel acelerado
pero no quiero bajarme

hay una milésima oportunidad
de encontrar entre el vértigo
y la autodestrucción
la palabra exacta

luego saltaré del círculo del fuego
con esa hoja ardiendo
seré la antorcha humana
que recite un poema
y que hará humo
a vuestras salivas


Imagen: Louis Wain



CANCIÓN LADO A



hasta dónde debo correr
cuándo ya dejará de granizar
quién tiene la voz que sirve de paraguas
quién ha abrazado a todos los granos del desierto

hasta dónde hay que llegar
para qué comenzar este ostracismo
quién trazó la ruta del mapa
dónde estará el silencio copulando con el dolor

escríbeme
envía tus misivas 
y los desgaste de tus huesos
de tus años
a la residencia que incendiaré
y llamaré cenizas-hogar

escríbeme
y relátame cuantas veces besé tus lágrimas
porque en ese sitio donde descansaré
ya no habrá más recuerdos
que el graznido de los ríos
y el gemir de la muerte sobre mi cuerpo 



Imagen: Franz von Stuck The murderer, 1891