viernes, 19 de diciembre de 2014

ANTI - MELODÍA



 
1
hay tantas puertas por cerrar
tanta incertidumbre entre la muerte
y la eternidad
entre la UNA de la mañana
 y el revólver que desenfundas
cuando quieres un abrazo o todo el dinero de mi billetera
que yo prefiero quedarme con el crujir de los huesos
cuando recorres los cementerio
y robas los corazones a los cadáveres
y luego regresas a la cama
con esa expresión de llanto y me dices que los muertos no te tocan
que las genuflexiones las hiciste para rezar a los poetas que se han dejado vencer
y no para comerte sus vergas

2
déjame encerrado  acá
no es seguro tampoco
pero veré el mundo desde el cerrojo

2 1/2
no hay nada que pueda envidiar  allá
nada que se mueva o que simule quietud

2 1/16
las personas terminarán arrastrándose querida  allá
y serán gusanos
y lloverá sal

3
dejé un libro hincando tu esternón
y las pastillas en la boca del futuro

cuando apagues la luz
y la punzada te persiga
traga
traga y abraza el viaje

4
primera butaca
quinta fila
media noche
los créditos raspan la pantalla
los boleteros se esconden detrás del mostrador
sus sonrisas desmayan

la chica del bar espera a la última persona
yo espero la última palabra

4 1/ 16
las luces se encienden
un taxi me espera
y pienso
así debe ser la muerte
ojalá y la chica del bar también me espere
cruzando la corriente del espejo

tendré mucha sed cuando muerda el polvo

5
estos versos son la cruz de tu moneda
con la que no te atreves a apostar
pero está ahí
ardiendo en tu bolsillo
y cuando la saques y comprendas que
cara es conservar todos tus dientes
y cruz   el hombre que lee sobre tus costillas
utilizarás esa moneda para hacer una llamada
y pedirás ayuda
y yo escribiré en la reverberación de tus gemidos
“al otro lado
nunca estuvo nadie….  ¡…cuelga!”

5 1/2
he terminado de escribir sobre ti

------------------------------------------

Imagen: Victor Vasnetsov "Sirin y Alkonost Las Aves de alegría y dolor"